El ambiente ya empieza a oler Navidad, a compras, regalos y lo más importante: a buenos propósitos. Por eso, y como viene haciendo desde hace más de dos décadas, la Societá Italiana di Beneficencia organiza su tradicional Mercatino di Natale. Con la mirada puesta en los más necesitados, los responsables de esta iniciativa solidaria ponen en marcha durante los días 11, 12 y 13 de noviembre una venta cuyos beneficios íntegros irán destinados a la ayuda de ciudadanos italianos que, sobre todo en estos momentos de crisis, están teniendo serios problemas para cubrir sus necesidades más básicas. Esta cita con la solidaridad tendrá lugar en la sede del Consulado italiano en Madrid (Calle Agustín de Betancourt, 3). Allí se podrán adquirir regalos y productos navideños con la tranquilidad que da el saber que, con cada una de estas compras, se está ayudando a una persona. El año pasado, más de 3.000 personas se acercaron hasta este ‘mercatino’ cargado de buenos propósitos. En la imagen tomada por Rafael Martorell, aparece el espacio donde tengo expuestos mis sombreros, tocados y turbantes.

Deja un comentario